Según los últimos estudios, la edad media de aparición de la menopausia en las mujeres en España se sitúa en torno a los 51 años, aunque el proceso se inicia unos años antes de la última menstruación. Si la menopausia aparece antes de los 45 años, podemos hablar de una menopausia precoz, aunque puede deberse a multitud de motivos. Si la menopausia se produce en edades tempranas, se requiere la consulta y estudios de un especialista. Así mismo, probablemente se requiera de un tratamiento para suplir la falta de hormonas acontecida en estos casos.

 

Entre los síntomas neurovegetativos, podemos hablar de los sofocos son el síntoma más frecuente y más precoz de la menopausia. Sensaciones de calor desde el tórax al cuello y a la cara. La frecuencia de aparición es variable, ya que puede ir de segundos hasta varios minutos. Los sofocos pueden aparecer unos años antes de la menopausia. Otros síntomas asociados a la menopausia son las palpitaciones, el insomnio, la cefalea, las sudoraciones y los vértigos.

 

Algunos de los síntomas de la menopausia también pueden localizarse en zonas muy concretas del aparato reproductor femenino:

 

  • Ovarios: presentan una disminución en el tamaño.
  • Vulva: la piel pierde grosor y puede aparecer picor.
  • Vagina: puede disminuir su secreción y durante las relaciones sexuales puede aparecer algún dolor.
  • Útero: durante la menopausia disminuye su tamaño.

 

Debido a estas alteraciones que presentan los órganos es frecuente la aparición de incontinencia urinaria, a causa de las modificaciones en músculos y ligamentos.

 

Las alteraciones psicológicas también destacan, como los cambios en el sueño, con la aparición de insomnio. El estado de ánimo también cambia, presentando dificultades de concentración y ansiedad. Aumenta el riesgo de Enfermedades cardiovasculares, pasando a ser éstas un factor de riesgo importante de cara a distintos eventos trombóticos. Es importante destacar además, la posible aparición de osteoporosis, debido a la disminución de la masa ósea y la alteración de su estructura, que provoca un aumento de su fragilidad, todo ello asociado a la bajada brusca de estrógenos que se produce en esta etapa de la vida.

 

Antes cualquier duda, puedes acudir a la consulta de la doctora de Virginia Guerra, en la que aportará toda la información.

 

Es una etapa cargada de cambios, no muy agradables, pero todas y cada una de tus dudas y preocupaciones, puedes consultarla sin ningún problema. Que no suponga un tema tabú en tu vida ni en tu relación de pareja.

 


 

También te puede interesar

Examen ginecológico, mejor una vez al año A diario acuden a nuestra consulta mujeres con una duda muy común, ¿cada cuánto tiempo debemos hacernos un examen ginecológico? La respuesta a esta cu...
¿Qué es un embarazo de riesgo? Hablamos de un embarazo de riesgo cuando se dan unas condiciones concretas en las que se necesitan una atención y cuidado más precisos, por las posibl...
La revisión ginecológica anual ¿Conoces la importancia de una revisión ginecológica anual? ¿Sabes qué enfermedades o trastornos se pueden detectar o prevenir? Los profesionales reco...