La vuelta a las relaciones sexuales tras el parto - Doctora Virginia Guerra
20754
post-template-default,single,single-post,postid-20754,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,content_with_no_min_height,select-theme-ver-2.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive
relaciones sexuales tras el parto

La vuelta a las relaciones sexuales tras el parto

El nacimiento de un bebé cambia toda la vida de una pareja, pero ¿cómo volver a la normalidad? Respecto a las relaciones sexuales tras el parto, lo más aconsejable para recuperar el sexo pleno es esperar a que pase el puerperio, es decir, 4 a 6 semanas tras el parto. Este es el momento justo para que la mujer expulse todos los loquios, el útero vuelva a la normalidad y el canal del parto mejore.

 

A pesar de que el cuerpo está preparado para recibir a otra persona, pasada la cuarentena, es cierto que algunas mujeres son reacias o no tienen interés por volver a activar su vida en pareja. Las razones por las que una mujer puede estar desinteresada pueden ser varias:

 

  • En primer lugar, durante la lactancia se produce un aumento de estrógenos que pueden provocar un descenso acusado de la libido. Esto conlleva a una pérdida de lubricación vaginal que, normalmente, se recupera cuando vuelve la menstruación.

 

  • Tras el alumbramiento, la región perineal puede quedar dañada, bien sea por puntos o por desgarros. En estos casos, lo más recomendable es esperar a que el canal sane y vuelva a sus plenas facultades. Pueden ayudar los masajes perineales y contar con tu pareja en esa vuelta a la normalidad.

 

  • Sentirse menos atractiva también puede ser la causa de la pérdida de interés en las relaciones sexuales. La mujer sufre muchos cambios en el embarazo y puede ver afectada su feminidad. En cualquier caso, es importante que los que la rodean, la animen y realcen sus facultades.

 

  • Otro de los factores que afectan a las relaciones sexuales en pareja es el cansancio. La mamá cuida 24 horas del nuevo miembro de la familia y eso puede producir agotamiento físico y psicológico.

 

  • También existen casos en los que el parto ha sido traumático y puede derivar en crisis psicológicas breves.

 

En cualquiera de los casos, si la mujer está demasiado triste o desmotivada, es recomendable que se sienta respaldada por la familia porque el parto siempre conlleva demasiados cambios hormonales en una mamá así como un punto de inflexión y el inicio de una nueva vida.