Hablamos de un embarazo de riesgo cuando se dan unas condiciones concretas en las que se necesitan una atención y cuidado más precisos, por las posibles complicaciones que pueda acarrear el embarazo tanto para la madre como para el propio bebé. No hay que atemorizarse por tener un embarazo de riesgo, ya que llevando un control adecuado según se vaya indicando, lo más probable es que no aparezca ningún problema ni durante el embarazo ni tras el mismo.

 

¿Qué factores influyen para hablar de un embarazo de riesgo? La doctora realizará una serie de pruebas para conocer el estado de salud de cada paciente, siempre revisando el historial médico. En esta primera toma de contacto, es cuando puede detectarse un embarazo de riesgo, aunque también puede ser a lo largo del periodo de gestación. Por ello, nuestra indicación es que siempre se acuda a las revisiones periódicas, son muy importantes. Entre los factores que influyen para determinar un embarazo de riesgo podemos mencionar varios:

 

  • Enfermedades previas. Enfermedades como la diabetes, enfermedades renales o problemas de tiroides, entre otras.
  • Sobrepeso y obesidad. Tener obesidad puede conducir a múltiples problemas durante el parto. Es de suma importancia, mantener un adecuado aumento ponderal y no sobrepasar lo que se aconseje en las distintas consultas según las características propias de cada paciente.
  • Embarazo múltiple.
  • Estilo de vida. Esto es fundamental y hay que llevar una vida sana. El consumo de alcohol, tabaco u otras drogas durante el embarazo puede ser muy peligroso.
  •  Determinados antecedentes obstétricos: varios abortos previos, parto prematuro anterior…

 

Cuanto más factores de riesgo se presenten, mayores posibilidades existirán de tener un embarazo de riesgo. No obstante, con un exhaustivo control médico y revisiones periódicas, no debe existir ningún tipo de problema.

 

Una de las preguntas frecuentes que nos realizan las pacientes es si es posible prevenir un embarazo de riesgo. ¿Qué debo hacer? Para prevenir un embarazo de alto riesgo la mejor opción es llevar un estilo de vida saludable: alimentación, actividad física, y evitar el consumo de alcohol y tabaco. Ante el planteamiento de un embarazo, aconsejamos acudir a la consulta para realizar una evaluación antes de quedarte embarazada, para garantizar que todo se encuentra en orden. No obstante, a pesar de todo, pueden existir aspectos no modificables que hagan que el embarazo sea de riesgo. Tranquila, estará todo más controlado.

 

No debes preocuparte. Tener un embarazo de riesgo puede sonar muy alarmante. Lo primero es tener tranquilidad, porque un control médico te ayudará a tener sin problemas un nuevo miembro en la familia.

 


 

También te puede interesar

¿Cuándo ir al ginecólogo? A nuestra consulta acuden a diario mujeres con dudas sobre las revisiones ginecológicas. Las más jóvenes nos preguntan cuándo ir al ginecólogo por pri...
Ponle freno a la gripe estacional Este 22 de octubre comienza oficialmente la campaña de vacunación contra la Gripe 2018-2019 en Andalucía. Las embarazadas deben vacunarse porque se co...
Complicaciones en el embarazo Durante los nueve meses de embarazo de una mujer pueden suceder diversas complicaciones que pueden hacer que tus cuidados y revisiones deban intensifi...