Complicaciones en el parto - Ginecóloga Virginia Guerra
20707
post-template-default,single,single-post,postid-20707,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,content_with_no_min_height,select-theme-ver-2.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive

Complicaciones en el parto

Tenemos la suerte de vivir en un país desarrollado donde la asistencia sanitaria está garantizada. Es muy importante saber esto para tener la posibilidad de evitar, en la medida de lo posible las complicaciones del parto y realizarlo con garantías, en el que la salud de la madre y de su hijo esté en las manos de profesionales médicos.

 

Todas las mujeres que acudís a la consulta debéis saber que el parto es un proceso natural. Aunque el más mínimo problema o molestia es obligatorio trasladarlo a la ginecóloga que os esté llevando el parto para tener todo bien atado y que nada se escape a la improvisación.

 

¿Qué complicaciones en el parto y riesgos pueden existir? Las complicaciones pueden ocurrir durante cualquiera de sus periodos –dilatación del cuello del útero, descenso y nacimiento del bebé y alumbramiento de la placenta- y deben ser intervenidos con rapidez para evitar cualquier problema a la mujer y su bebé.

 

Durante un parto podrían darse algunas circunstancias de riesgo. Problemas conocidos o imprevisibles que podrán solucionarse a través de la cesárea o el uso de instrumentos como la ventosa o el fórceps. Os pasamos a detallar algunas de las complicaciones en el parto que podrían darse.

 

La posición del feto, aunque no en todos los partos, podría suponer una dificultad añadida. Puede producirse una infección del líquido amniótico que, muchas veces, se manifiesta con distintos parámetros que serán vigilados durante el proceso de parto.

 

Por otro lado, en algunos partos las contracciones, no son lo suficientemente eficaces para llevar a cabo la dilatación (pierden su efecto) y condicionan que el parto no progrese como debería.

 

También puede darse la situación de sospecha de pérdida del bienestar fetal, que aparece, entre otros motivos, cuando hay un descenso del oxígeno por distintas circunstancias durante el parto. Estas y algunas otras son las complicaciones en el parto que pueden aparcer. Pero no te preocupes, con un profesional de la ginecología a tu lado, todo será mucho más fácil.